Notícias

Foro Tendencias 2019, as chaves da geopolítica e da economia, em debate com EL PAÍS

28-09-2018

 [texto em espanhol]

Telefónica, Repsol, Bankia y Ferrovial, cuatro de las mayores empresas del Ibex, consideran que hay más riesgos externos que internos que pongan en peligro el crecimiento de la economía española, como la ola de proteccionismo desatada por Estados Unidos, la subida de tipos de interés o la incertidumbre sobre el Brexit.

Así lo consideran José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica; José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia; Josu Jon Imaz. consejero delegado de Repsol y Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, que participaron en la mañana del jueves en el Foro Tendencias España 2019, organizado por EL PAÍS y la consultora KREAB, patrocinado por Ferrovial y Telefónica. El debate ha contado con la presencia del Rey Felipe VI.

Según Pallete, España ha hecho los deberes tras la crisis tanto con las reformas llevadas a cabo desde el ámbito legislativo como con las medidas internas adoptadas por las empresas para aumentar la competitividad, lo que ha propiciado un crecimiento económico por encima de la media de la UE.

No obstante, el máximo directivo de Telefónica indicó que, aunque la economía española esté preparada para una cierta desaceleración “hay que estar atentos fuera para no perder lo creado", y emplazó a mantener las reformas y “la estabilidad y la previsibilidad jurídica”.

Imaz coincidió con su homólogo de Telefónica en pronosticar que los factores de riesgo para el crecimiento provienen del exterior, especialmente por la subida de tipos en Estados Unidos y la política que pueda adoptar el Banco Central Europeo (BCE), pero sugirió que no se hable de la desaceleración económica tan insistentemente, por el riesgo de que se convierta en "una profecía autocumplida”.

El directivo de Repsol resaltó que, aunque los españoles no tengan una buena concepción de sí mismos, España “es un país fiable” para los inversores, como comprueba la propia multinacional en su día a día, ya que está presente en 28 países. Sin embargo, pidió que esta buena situación “no sea un argumento para no seguir mejorando las cosas”. "No debemos pasar del autoflagelo a la autocomplacencia", concluyó.

Tanto Pallete como Rafael del Pino calificaron de “sorprendente” la incertidumbre que existe en torno al Brexit, cuando a pocas semanas de que se cumpla el plazo de la salida de la UE del Reino Unido no se conocen las condiciones de la desconexión.

Del Pino valoró que las empresas españolas "han mejorado mucho en los últimos años" y son competitivas. "Tenemos que preservar nuestras bases de competitividad", añadió, al tiempo que instó al Gobierno a apoyar el desarrollo de las empresas en el exterior, “intentando no poner trabas fiscales".

 

INNOVACIÓN Y FUTURO

Otra mesa de debate del Foro Tendencias España 2019 estuvo dedicada a la Innovación y el Futuro. En la misma, Daniel Carreño, consejero delegado de General Electric España y Portugal, indicó que, por primera vez, la tecnología se ha hecho “distintiva” y está en un momento inicial, “incapaz de ser predecible", porque crece a ritmo exponencial y no lineal.

"Existen nuevos modelos de fabricación a favor de una manufactura distribuida que van a cambiar las reglas del juego", indicó el directivo que precisó que la digitalización está propiciando una de las mayores revoluciones de la historia, sin que haya actividad o sector que permanezca inalterable.

La presidenta de HP España y Portugal, Helena Herrero, se mostró convencida de que “todo lo que es susceptible de automatizarse se automatizará, sí o sí”, porque no se trata de una elección, sino de un proceso imparable , aunque destacó que el 80% de los consejeros delegados de grandes empresas no sabe como abordar la transformación digital.

La consejera delegada de Iberdrola España, Ángeles Santamaría, destacó que España debe invertir alrededor de 70.000 millones de euros destinados a mayor producción y a redes inteligentes para que en el año 2030 las renovables supongan el 32,5% del consumo final. "El consumidor no quiere ser solo consumidor, también quiere ser productor. Nos adentramos en una red de usuarios con doble papel".

 

Regressar às notícias

Ir para o início da página