Notas de prensa

PRISA adquiere el 25% de Santillana

12-04-2019

PRISA adquiere el 25% de Santillana
  • Whatsapp
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Google+

De izquierda a derecha, Miguel Ángel Cayuela, consejero delegado de Santillana; Manuel Mirat, consejero delegado de PRISA; Alejandro Sorgentini, socio de Victoria Capital Partners, y Xavier Pujol, secretario general de PRISA.

 

 

  • El Grupo da un paso adelante decisivo en su proyecto de futuro con la toma de control del 100% de su filial de educación 
  • El precio de la operación es de 312,5 millones de euros
  • La compañía aumenta el free float en Bolsa del 16% al 26% tras la ampliación de capital de 200 millones

PRISA y Victoria Capital Partners han firmado esta mañana en Madrid la compraventa del 25% de Santillana. El montante de la transacción, que otorga a PRISA el 100% de Santillana, asciende a 312,5 millones de euros, abonados en efectivo al vendedor. Además,  Santillana pagará a Victoria Capital Partners el dividendo preferente correspondiente a sus participaciones por el ejercicio 2018 y por la parte que corresponda del ejercicio 2019 hasta el día de hoy.

Esta adquisición supone un nuevo hito para PRISA, dado que  con ella refuerza su estrategia al controlar la totalidad de un activo clave para su desarrollo como es Santillana, representa un gran potencial de incremento de valor para los accionistas y mejora sustancialmente la generación de caja del Grupo.

Las oportunidades que ofrecen la transformación digital y el posicionamiento y margen de crecimiento en Iberoamérica son las palancas claves para desarrollar la estrategia de PRISA, que pasa por crear un gran proyecto transversal, único y global de educación, entretenimiento e información (general, económica y deportiva). La adquisición de Santillana se produce en un momento en el que  existen muy buenas perspectivas de crecimiento para el sector educativo.

La compañía es líder en España y Latinoamérica y es el único operador global en esos mercados. En este contexto, Santillana ha apostado por los sistemas de enseñanza digitales con un elevado componente de innovación que se han implantado (a través de Sistema UNO, Santillana Compartir y otros) en 15 países americanos, en más de 3.000 escuelas y que ya dan servicio a casi 1,5 millones de usuarios.

El peso de esta actividad, de la que Santillana también es líder en Latinoamérica, en el conjunto del negocio es cada vez más importante. Representó el 22% en 2018 frente a un 10% en 2012, año del lanzamiento. Estos sistemas de enseñanza incluyen: propuesta pedagógica, formación del profesorado, equipamiento del centro, plataformas de evaluación y asesoramiento. Este nuevo modelo de negocio de sistemas de enseñanza digitales, ofrece una mayor visibilidad de los ingresos, con contratos firmados por un tiempo medio de entre 3 y 4 años con un ingreso por estudiante de 120 euros, por encima del precio medio por estudiante en el modelo tradicional (60 euros). La tasa de renovación media es del 86% y el margen bruto está por encima del 80%. Actualmente, los ingresos de sistemas de enseñanza digitales representan un 37% del total de los ingresos de venta privada en Latinoamérica.

Dadas las buenas perspectivas de crecimiento del negocio, especialmente en el vinculado al mundo digital, la adquisición del 25% de Santillana de Victoria Capital Partners permitirá maximizar el valor del activo, incrementar la generación de caja del Grupo al eliminar el dividendo preferente anual de 25,8 millones de dólares y flexibilizar la estructura financiera de la compañía.

Los fondos para el pago de la operación proceden de recursos disponibles en el balance de PRISA y de la ampliación de capital de 200 millones que se cerró el pasado jueves y que anunció al mercado el pasado 20 de marzo. La ampliación ha sido sobresuscrita 20 veces, lo que demuestra el fuerte interés del mercado por la compañía. Una confianza que también han puesto de manifiesto los inversores que ya eran accionistas del grupo antes de la ampliación, que han suscrito más del 60% de la ampliación. La operación ha conseguido, igualmente, dotar de mayor liquidez al valor, puesto que ha pasado de tener un free float del 16% a incrementarlo hasta el 26%. PRISA estableció un precio de 1,33 euros por acción (0,94 ­euros de valor nominal, con una prima de emisión de 0,39 euros cada una) y ha puesto en circulación 150,24 millones de nuevas acciones. La operación ha contado con el aseguramiento y asesoramiento de Santander, Morgan Stanley y Alantra Capital Markets y de Uría Menéndez en la parte legal. 

El Grupo PRISA cerró 2018 con un EBITDA comparable de 298 millones, lo que supuso un incremento del 10,3% respecto al ejercicio precedente. A lo largo de año pasado, el plan de eficiencia del Grupo arrojó un ahorro de 48,5 millones, cuando la previsión era de 40 millones en tres ejercicios. La generación de caja fue de 42 millones, en tanto que la  deuda neta a finales del año se situó en 929 millones, frente a 1.422 millones a diciembre de 2017. PRISA puso, además, en marcha un plan de desinversiones de más de 60 millones de euros.

Volver a noticias

Subir al inicio de la página